Portaidentificador: el mejor complemento para tus tarjetas

Portaidentificador para tarjetas

Un portaidentificador forma parte del uniforme en ferias, congresos y una amplia variedad de eventos. Permiten tener las tarjetas de identificación visibles, seguras y protegidas en todo momento. ¿Quieres conocer todas las ventajas de estos accesorios? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué completar tu lanyard con un portaidentificador?

Hoy en día, la competencia entre marcas es muy reñida. Por este motivo es que cualquier tipo de publicidad es necesaria para poder desmarcarse del resto. Los portaidentificadores además de ser una herramienta de promoción para tu negocio, resultan muy útiles para llevar las tarjetas identificativas de empresa visibles y protegidas.

 

Usos de las tarjetas identificativas

Las tarjetas identificativas son elementos imprescindibles en el día a día de las empresas, tanto para la identificación visual de cada trabajador como para el acceso a las oficinas.

Pero lo mejor de todo es que estas tarjetas se complementan perfectamente con los lanyards personalizados, un soporte que también te ayuda a promocionar tu marca. Eso sí, no olvides mantener tus tarjetas siempre a la vista y protegidas con nuestras fundas protectoras.

¿Portaidentificador flexible o rígido?

Un portaidentificador también es un accesorio imprescindible en todo tipo de eventos, ya que ayuda a diferenciar e identificar a los asistentes. Además, este sencillo complemento es muy económico y puede reutilizarse en muchas ocasiones, ya que es posible reemplazar la identificación o documento en cualquier momento.

El plástico de los portaidentificadores dura muchísimo. Es muy resistente al desgaste y a la corrosión, pueden doblarse y adaptarse sin romperse, y además resulta muy cómodo de llevar gracias a su ligereza. Ni notarás que no llevas puesto. En nuestro tienda online encontrarás varios formatos de portaidentificadores fabricados en plástico flexible, semirrígido y rígido.

Los portaidentificadores de plástico flexible son más económicos y fáciles de llevar. Además, son muy maleables y no se rompen con facilidad. Pero en caso de que vaya a hacer un uso intenso de estos complementos, lo más recomendable es optar por un portaidentificador de plástico duro, más resistente para garantizar la máxima protección para tus tarjetas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. aceptar