Lanyards y cintas personalizadas al alcance de tu empresa

Cintas personalizadas para eventos

No importa si las llamas de una manera o de otra, seguro que te haces una idea de lo que son, ¿verdad? Las cintas personalizadas o lanyards tienen un doble propósito, su funcionalidad y su uso publicitario. Los lanyards personalizados resultan ser un medio muy visual para promocionar nuestra empresa. Ya sea por el uso de los colores corporativos, por la impresión del logotipo en alta calidad o directamente por dejar visible el nombre de la empresa, estas cintas brindan a las empresas la oportunidad de promocionarse allá donde vayan.

¿Por qué comprar cintas personalizadas para mi empresa?

Ya formes parte de una PYME o de una gran corporación sabrás bien qué beneficios puede aportarte la publicidad. Las cintas personalizadas o lanyards se llevan colgados al cuello y se exhiben aproximadamente a la altura del pecho. De esta forma, conseguimos un escaparate publicitario de primera línea, ya que quedan muy visibles.

Además, los lanyards personalizados tiene un importante componente útil, y es que permiten llevar encima todo tipo de objetos, desde acreditaciones hasta llaves o smarphones, y tenerlos siempre a mano. Por lo tanto, representan un producto de muy bajo coste que te soluciona dos problemas a la vez.

Tradicionalmente, estas cintas personalizadas estaban asociadas a las ferias o congresos, porque se solían utilizar para llevar visiblemente las acreditaciones. Sin embargo, con el tiempo sus usos se han ido extendiendo. ¡Atento!

1. Funcionan como un elemento de identificación

Los lanyards se empezaron a hacer populares en ferias precisamente por dicha función y, a pesar de que actualmente se usan para muchas más cosas, no se ha perdido la costumbre de utilizarlos para llevar colgadas las tarjetas de identificación en eventos, conferencias y, por supuesto, ferias.

Además, si estamos organizando un evento multitudinario, podemos usar un código de colores según los cargos de las personas que estén invitadas a asistir. De este modo, conseguiremos una organización más eficaz, ya que los lanyards nos permiten identificar rápidamente a cada uno de los asistentes sin tener que pararnos a leer la tarjeta identificativa de cada uno de ellos.

2. Son un buen recurso publicitario

Mientras se usa un lanyard personalizado en cualquier evento corporativo, lo estamos usando para identificar nuestra empresa. Sin embargo, también son útiles en otras situaciones, por ejemplo, en actividades extralaborales de la empresa. Aunque las personas que los usan ya no se encuentren dentro de su jornada laboral, las cintas personalizadas no dejan de lado su función publicitaria, por lo que su rango de actuación crece continuamente.

3. Ten siempre a mano la identificación

No nos referimos simplemente a nuestra tarjeta identificativa para un evento concreto, sino también a nuestra documentación personal durante una excursión, a una tarjeta bancaria, a una llave magnética, etc. Las cintas personalizadas te permitirán llevar encima cualquier documento que puedas poner dentro de la funda plástica y lo protegerá de salpicaduras y, por supuesto, de posibles descuidos y/o pérdidas accidentales.

4. Lleva todo tipo de objetos

Los lanyards están compuestos por una cinta de poliéster y un clip de enganche colocado en un extremo. Así que además de poder llevar nuestro porta tarjetas de identificación, también nos permite llevar otro tipo de objetos del día a día. Actualmente, podemos encontrar cintas personalizadas que incluso permiten llevar bolígrafos. Todo dependerá del uso que le queramos dar, pero al llevar un dispositivo de enganche estándar las posibilidades son infinitas.

5. Son un accesorio de moda

Si el diseño resulta atractivo, el lanyard también se puede usar a diario para llevar las llaves, el móvil, un pendrive, etc. Para algunas personas puede ser incómodo llevar las cintas colgadas al cuello, por lo que prefieren colocarlas en las trabillas del pantalón o llevarlas colgando del bolsillo para coger fácilmente el objeto que están sujetando.

Beneficios corporativos de las cintas personalizadas

Las cintas personalizadas son un artículo de uso habitual, por lo que llegamos a acostumbrarnos al diseño y a los colores. Esta asociación es muy positiva para la marca porque inconscientemente el cliente asociará un producto del día a día con la empresa. Cuanto más útil sea el producto mayor visibilidad tendrá. A continuación desgranamos un poco más los beneficios de los lanyards.

1.Regalo promocional

Por supuesto, un lanyard personalizado supone el perfecto regalo promocional para tus clientes. Como ya hemos comentado anteriormente, estas cintas tienen multitud de usos. Por lo tanto, el hecho de ofrecer gratis estos artículos tiene una repercusión positiva que tendrá como consecuencia mayores beneficios.

2. Impacto publicitario de bajo coste

No es necesario hacer una gran inversión para comprar cintas personalizadas. Sin embargo, la repercusión publicitaria puede ser enorme porque estamos tratando con productos que cuentan con una larga vida útil y que se espera que el cliente use bastante. Por lo tanto, con una inversión relativamente baja se pueden conseguir grandes resultados.

3. Tarjeta de visita

Los lanyards personalizados son como tarjetas de visita en sí mismas. Precisamente porque son 100% personalizables. No importa el uso que les des, porque seguirán siendo un producto promocional por sí solos.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. aceptar